Dale prioridad a los rellenos, son la base del confort de nuestra cama, después, ya podemos escoger con qué vestirla.Tener un cubre colchón de plumón como base es la clave del descanso perfecto.

La almohada es el alma de la cama, su función principal es lograr la alineación neutral de tu cabeza en relación con tu cuerpo, tal como si estuvieras parada. Las almohadas de plumón son las que mejor se adaptan a la forma de tu cuerpo, ya que pierden o ganan volumen según tu postura y aportan un equilibrio perfecto entre soporte y suavidad.

Dormir bien, es la base de buenos hábitos.Para escoger las sábanas no te dejes engañar por la cantidad de hilos, sino la calidad. Las sábanas de algodón regulan la temperatura de tu cuerpo, mantienen el calor en invierno y el frío en verano.

Agrégale un toque único a tu cama, dale personalidad y carácter con un pie de cama y unos cojines decorativos del estilo que más te guste.Usa los materiales según la época, lana para invierno y lino para verano.